Una empresa de ingeniería con origen en Reino Unido, Adaptive Engineering Solutions Ltd. (AES), ha sido el artífice a la hora de ayudar al dueño de un perro para que respirase bien, ya que el animal había nacido con un soplo en el corazón y esto le impedía realizar actividad normal sin sufrimiento.

El director general de la empresa, Gordon Mucklow, comentó respecto a los escáneres 3D: “Lo que nos convenció fue la opción de escanear sin poner marcadores en el cuerpo, lo cual nos parecía un gran inconveniente. Hemos utilizado los escáneres para una gran variedad de trabajos, desde inspecciones de construcción de palas de aerogeneradores, ingeniería inversa de coches clásicos y cascos de barcos, hasta inspecciones de calidad de pequeñas piezas fundidas y moldeadas por inyección”.

Pero pese a ello, nunca antes se habían enfrentado a un proyecto tan diferente y especial, ya que de repente apareció un perro llamado Mimi con su dueño, Ben, quien los recurrió a esta empresa desesperado en busca de ayuda. Mimi nació con un soplo en el corazón y una sobremordida, y desde su nacimiento hasta el momento, sólo había hecho que aumentar el problema, tras el mordisco de otro perro cuando sólo tenía 5 meses, donde se le perforó la tráquea, se le infectó y tras varias operaciones, los veterinarios apenas le estimaron tiempo de vida.

La intención por parte de todos era hacer todo lo posible por salvarle e intentar que aguantase en las mejores condiciones el mayor tiempo posible. Así, se le hizo un agujero de seis centímetros de largo en el cuello de Mimi y se le colocó un tubo que le permitía respirar. Este tubo debía limpiarse en torno a 3 o 4 veces al día, y traía consigo el peligro de que el perro contrajera alguna infección o se asfixiara por culpa de una obstrucción.

De repente, un día el tubo se rompió pero por suerte, Ben lo pudo reparar rápidamente de forma temporal con pegamento, mientras buscaba sin descanso una solución definitiva que le permitiese a su perro vivir en calma. Ben necesitaba conseguir un tubo que funcionase y tener tubos de repuesto por si tenía otra urgencia como esa. Desesperado en busca de ayuda, se puso en contacto con las empresas de diseño locales pero ninguna disponía de escáneres 3D sino de impresoras 3D.

Era el momento de que AES diera un paso al frente y así lo hizo: “Somos una empresa respetuosa con el K9, la historia nos rompió el corazón. Decidimos ayudar, ya que podíamos redistribuir nuestra carga de trabajo y así poder ofrecer nuestra ayuda y asesoramiento en lo que respecta a la impresión”, comentó Gordon.

Uno de los distribuidores Gold de Reino Unido, Patrick Thorn, ha trabajado y ayudado a AES durante años en nuevos proyectos de soluciones de escaneo 3D y esta vez, no iba a ser menos. “Esto ha dado lugar a todo tipo de proyectos. Este conocimiento, a su vez, los llevó a un momento crucial: Encontrar una solución para ayudar a Mimi cuando nadie más podía”.

Aunque ambas empresas confiaban en una solución al problema, el trabajo presentaba una serie de retos como comentó Gordon: “La pieza que nos dieron para escanear era un plástico transparente de calidad medicinal, pero con el tiempo se había vuelto frágil y ya había sido reparado varias veces después de varias roturas. Siendo ingenieros, queríamos preservar la función del diseño de la pieza original, como las secciones transversales internas del tubo (para permitir que al menos pasara la misma cantidad de flujo de aire por el tubo), y asegurarnos de que la ‘forma de la nueva pieza fuera lo más parecida a la de la que nos proporcionó, ya que era la más cómoda para Mimi, que había rechazado otros tubos en el pasado.

Como solución, el equipo utilizó un spray de tiza para hacer la superficie opaca y así poder realizar el escaneo en la superficie transparente. Las superficies iniciales de la pieza estuvieron listas en aproximadamente 30 minutos utilizando el software Artec Studio 14 (ya está la nueva actualización de Artec Studio 15) y Artec Space Spider. Se realizaron dos escaneos de la pieza desde diferentes ángulos sobre una plataforma giratoria, que luego fueron registrados y alineados con herramientas dentro del AS14.

“La fusión rápida fue lo bastante precisa para obtener la geometría, todo ello mientras Ben lo observaba impaciente. Hicimos todo el trabajo en 24 horas tras la llamada y enviamos el archivo a un proveedor de impresión 3D con quien Ben ya había hablado y rápidamente cumplieron con su parte. Estamos muy contentos con el resultado. Sin el escaneo 3D habría requerido de mucho tiempo y esfuerzo para trazar la geometría a mano – como se trataba de algo único para Mimi, era importante que las dimensiones y las curvaturas no variaran respecto a las originales. Ha sido un proyecto ideal para Artec Space Spider”, reconoció Gordon.

Artec Space Spider es un instrumento mejorado ideal para usuarios CAD e ingenieros. Se trata de un escáner 3D de alta resolución basado en tecnología de luz azul, perfecto para capturar objetos pequeños o detalles intrincados de objetos industriales con alta resolución, gran precisión y colores brillantes. Trabaja desde piezas de moldeo hasta monedas, llaves o tubos para respirar.

Gracias a los software Rhino y Mesh2Surface pudieron modificar el proceso y Gordon y su equipo pudieron crear superficies CAD nativas que luego pudieron modificar para recrear la pieza, eliminar cualquier desperfecto y asegurarse de que era idónea para la impresión 3D.

Ben agradeció el gran trabajo que hizo AES en tan poco tiempo: “Es genial encontrar una empresa que, de verdad, se esfuerza por ayudar a sus clientes. Mimi y yo estamos muy agradecidos por su ayuda, y no dudaré en recomendar sus servicios”.

AES también muestra su orgullo al haber formado parte del proyecto, siendo un proyecto especial y poco común para una ingeniería: “El proyecto Mimi fue fantástico, pone de relieve nuestra capacidad para diversificar entre los grandes proyectos de ingeniería a largo plazo y actividades más pequeñas e inmediatas, pero no menos importantes, como ayudar a Mimi a respirar”.