Australia es el sexto país más grande del planeta con una extensión de 7,69 millones de kilómetros cuadrados, donde sólo viven 25 millones de personas, la mayoría repartidas por la costa, por lo que deja mucho terreno libre por el centro del continente. Esto da pie a que la gente haga rutas por el interior o por la costa.

Con todas las opciones que hay para hacer la travesía, los siguientes protagonistas eligen el viejo SUV clásico Land Rover porque les resulta el más cómodo, aunque al ser un vehículo antiguo, no es ningún ejemplo y menos en Australia, sobre el consumo de diésel y las emisiones que produce, ya que en Australia son muy respetuosos con el medio ambiente y están muy concienciados con el cambio climático.

El director general de Jaunt Motors, dijo: “Siempre me ha gustado explorar, hacer excursiones y conducir en 4×4, y Australia es genial para salir al campo. Pero me sentía un poco culpable por consumir mucho diésel en un lugar que tiene aire puro y un entorno maravilloso. Una gran parte de Australia sólo es accesible con tracción a las cuatro ruedas. Quieres escuchar a los pájaros y al viento – hay un elemento que se pierde cuando estás en un coche debido al sonido de un motor diésel. Empecé a pensar qué tipo de vehículo eléctrico podría comprar”.

El motivo de la creación de una empresa empezó a tomar forma cuando se completó la idea de conseguir tracción eléctrica en las cuatro ruedas del coche, ya que actualmente en el mercado tal y como indica Budge, no existe. “Tracción eléctrica en las cuatro ruedas, los australianos están comprando casi exclusivamente tracción en las cuatro ruedas, y sin embargo en el mercado no hay tracción eléctrica para los 4×4. Australia tiene algunos de los peores niveles de emisiones de transporte per cápita del mundo, y no es sólo porque conduzcamos largas distancias – tenemos vehículos muy ineficientes y viejos, y las leyes no requieren controles regulares de las emisiones como lo hacen en la mayoría de países”, prosiguió Budge.

En 2018 se unieron al mismo equipo el cofundador de Jaunt, Marteen Burger, como productor y director de producción, y Budge como diseñador y director creativo, y empezaron un nuevo proyecto. “Era el momento adecuado, la gente ha estado transformando coches desde hace 10 o 15 años. Estábamos en un punto donde no era un problema de ingeniería – sabíamos que se podía hacer – era más bien un asunto de diseño y de interfaz de usuario”, comentaron.

Lo primero fue comprar un coche y desmontarlo. Durante el desmontaje y montaje del vehículo, el objetivo era encontrar vías o posibilidades de nuevas técnicas de fabricación y montaje con una precisión avanzada para mejorarlo. No se trataba de rediseñar un coche, sino de que la conducción del mismo sea mejor.

Para llevar este duro trabajo a la perfección, era necesario un escáner 3D para reproducir exactamente igual y con la máxima precisión y resolución, cada una de las piezas del vehículo en cuestión. Encontraron ayuda en los distribuidores de Artec 3D en Victoria, la empresa Freedspace/Thinglab, quienes disponen de un equipo de expertos en escaneo 3D y quienes encontraron la forma de ayudarles a seguir con ese proyecto tan esperanzador y motivador.

El socio certificado Gold de Artec de la empresa Thinglab, Ben Myers, contaba: “Nuestro equipo de Thinglab se puso en contacto por primera vez con Jaunt para ver qué opciones había de crear un modelo digital de uno de sus chasis Land Rover. Por supuesto, aprovechamos la oportunidad de participar en este proyecto y rápidamente vimos que los requisitos exigían que se utilizara el Artec Leo. Para un proyecto como éste, se requiere una enorme planificación y varias fases de diseño, ya que se tiene en cuenta cada línea, cada sección… Ajustar los componentes, garantizar las separaciones y trabajar la distribución es siempre un desafío, que requiere de mediciones y planos precisos”.

El escáner Artec Leo es tan sencillo como grabar un vídeo, es inalámbrico y dispone de pantalla táctil incorporada y una batería extraíble con el objetivo de escanear sin la necesidad de tener un pc conectado. Un escáner como ningún otro, Artec Leo permite una precisión de hasta 0,1mm y tiene flujo de trabajo más intuitivo. La pantalla táctil en tiempo real permite al usuario detectar rápidamente cualquier área que se haya podido pasar por alto. Esto lo convierte en una solución ideal para vehículos de todo tipo y zonas de difícil acceso.

“Se planificaron varias aplicaciones para los datos de escaneo, pero lo más importante era obtener un archivo STL preciso que pudiera ser utilizado en CAD. Estos datos pueden utilizarse para hacer ingeniería inversa de las partes y proporcionar una referencia para el diseño final”, espetó Myers. Con Artec Studio les resultó sencillo crear un OBJ en color de alta resolución junto con otro archivo de menor tamaño, más manejable para los programas CAD.

El primer modelo creado fue para la Bodega Mountain Ridge que hizo un nuevo vino en honor a su nuevo coche, “en este sentido, lo que podemos hacer es crear algo que inspire y entusiasme a la gente con la utilización de vehículos eléctricos como nunca antes se había imaginado. Aunque la base ha sido la misma desde 1958 hasta 2016, hay un montón de variantes que tenemos que tener en cuenta a la hora de emplazar baterías”, aclaró Budge.

Con más de 150 días de alquiler reservados ya con antelación y cinco coches más en preparación para principios del próximo año, Jaunt continúa con el escaneo. “Este es un proyecto grandioso y excitante ya que permite revivir un icono muy querido. También ha sido una gran oportunidad para presentar a Leo y demostrar de lo que es capaz”, explicó Myers.