Tras la situación de caos en los sistemas sanitarios de toda Europa, algunas empresas como Lifecast Body Simulation, que dedicaba su esfuerzo sirviendo de precedente en la industria cinematográfica, suministrando maniquíes hiperrealistas para las películas y series, ha aprovechado la situación en la que se encuentra su país para darle la vuelta y sacarle partido y beneficiar a su vez, al sistema sanitario del Reino Unido.

Esta empresa que fabrica cuerpos de personas tan reales que a la mayoría le cuesta distinguirlos de una persona de carne y hueso, tenía como principal función las escenas cinematográficas de guerra sangrientas, pasando por efectos especiales, hasta todo lo relacionado con lo sobrenatural. Tanto es así, que junto al equipo Elstree Studios de Londres, han trabajado en producciones de éxito como Salvando al soldado Ryan, la saga de Fast to Furius, Black Hawk derribado, entre otras.

Aprovechando su potencial y habiendo estado involucrados en años anteriores en el sector sanitario, ahora gracias a dos médicos que preguntaron por sus servicios, han visto un nicho en el que poder aportar su granito de arena para ayudar con cuerpos hiperrealistas para que los médicos y enfermeros del sistema sanitario inglés, los utilicen como entrenamiento y formación a otros para la actual pandemia del COVID-19.

Tristan Schoonraad, también conocido como Schoony, es un artista y escultor británico que confiesa: “Dave y Rob son dos paramédicos de renombre que han trabajado alrededor del mundo y en zonas de guerra. Vinieron a nosotros y nos dijeron: ‘Podríamos usar estos cuerpos hiperrealistas para practicar’”. Schoony, además de su trabajo en soluciones de moldeo, digitalización 3D e impresión principalmente para cine, tv y arte, también trabaja como director de LifecastBodySim junto con su padre John Schoonraad, cofundador y director creativo.

“Hemos estado haciendo trabajos médicos durante años. Recientemente, hay mucho más interés en ello y somos los únicos en este tipo de negocio”, refiriéndose a la situación sanitaria que estamos atravesando ahora con la pandemia del COVID-19 a nivel mundial. El 23 de marzo, apenas 2 semanas antes de que Reino Unido confinara a la población, LifecastBodySim donó cinco maniquíes a los hospitales Nightingale del NHS (hospitales temporales de cuidados intensivos establecidos como parte de la respuesta del país frente al COVID-19).

Aproximadamente, 2.000 miembros del sistema sanitario del Reino Unido recibieron la formación sobre estos maniquíes para enfermedades relacionadas con el COVID-19, como complicaciones respiratorias centrando dicha formación en el trabajo con ventiladores, incubadoras y respiradores. John Schoonraad asegura que “puedes causar muchos daños si haces mal cualquier operación. Si trabajas previamente con un cuerpo de silicio, cuando llegues al verdadero no será como la primera vez, ya lo habrás hecho antes”.

Para cerciorar que los cuerpos sean hiperrealistas, el proceso de creación de estos maniquíes debe ser detallado y minucioso, y para ello es necesario el uso de los escáneres 3D de Artec, como el Artec Eva, un escáner 3D de luz estructurada especializado en la creación de modelos 3D con textura y exactitud, Artec Eva es ideal para objetos medianos como el tubo de escape de una moto, material de construcción, o en este caso, un cuerpo humano. El Artec Eva es seguro, muy preciso y rápido.

Antes este proceso de crear copias 3D de cuerpos humanos vivos se realizaba a través de moldeo y fundición, el modelo conocido como lifecasting. Pero, ahora con el ahorro de coste y tiempo que supone el proceso de escaneo con los escáneres Artec 3D y la impresión y el esculpido, no tiene sentido seguir con este método. El sector cinematográfico poco a poco se está reorientando hacia el escaneo 3D.

Actualmente, en LifecastBodySim, el lifecasting se lleva a cabo a menudo en conjunto con el Artec Eva. Por ejemplo, utilizando el escáner Artec Eva para la cabeza, y el lifecasting para el resto del cuerpo, pero el uso de Eva ha evidenciado muchas ventajas, especialmente cuando se trabaja con personas mayores que pueden encontrar más molesto el proceso del lifecasting.

Schoonraad padre, dice: “Cuando escaneamos a la gente tenemos una impresión mucho más realista. A diferencia del lifecasting, puedes tener los ojos abiertos, por ejemplo. Que hagan lifecasting contigo no es algo muy agradable, pero el proceso de escaneo es rápido, fácil y preciso. Con el escaneo, sólo tienes que ponerte de pie con los brazos extendidos durante unos minutos. Y se puede hacer en cualquier lugar: hoteles, estudios… Es escaneo es sin duda, la mejor opción”.

Tras realizar el escaneo de una persona, los datos se procesan en Artec Studio y luego se imprime. Artec Studio es el software aclamado por la industria para el escaneo y procesamiento 3D profesional. Cuenta con los más avanzados algoritmos de procesamiento de datos 3D, lo cual le da a usted una alta precisión en sus resultados, mientras que al mismo tiempo hace que el escaneo 3D sea intuitivo y amigable con el usuario.

Una vez impreso el cuerpo y para añadir realismo al cuerpo, se le implanta pelo real al maniquí. Gracie Schoonraad, estilista profesional y mujer de Schoony, es la encargada de llevar a cabo este trabajo. Lo realiza cosiendo o enganchando el cabello, las pestañas y las cejas por la hebra. Gracie, alega: “Una vez que los cuerpos están acabados, el cabello (humano y de yak) se perfora literalmente. Crear algo realista es tan difícil. Cuando añades pelo, y pelo de verdad, ahí sí que tienes la sensación de estar dándoles vida”.

John Schoonraad, asegura que los maniquíes hiperrealistas han evolucionado tanto que pueden ser hechos con capacidades respiratorias y funciones internas, como tener pulso y la respiración simulada, para utilizarnos en el sector sanitario. Además, cada uno de ellos incorpora una cámara en la garganta para el entrenamiento de la intubación y permitir así que el personal médico practique cómo introducir los tubos correctamente en la garganta. “Si miras la garganta de unos de nuestros maniquíes, es exactamente igual a la garganta de un humano real”.

LifecastBodySim se ha expandido a nivel global para abarcar todos los clientes posibles y asegura: “Nuestros maniquíes están en la India, Australia, Alemania, Francia, Arabia Saudí… están en todo el mundo”. Además, de manera excepcional y para atender a los profesionales médicos de EEUU, se ha abierto un centro de fabricación en Florida, y donde en teoría se fabrica un cuerpo por semana, se están fabricando 15 maniquíes cada mes, para cumplir con las regulaciones del COVID-19.

La empresa distribuidora de los escáneres 3D con categoría oro en Reino Unido, Patrick Thorn & Co, considera muy relevante y cada vez con más valor este trabajo en el mundo y más con la situación de la actual pandemia global. “Se han producido cuerpos parciales, órganos, esqueletos y demás durante muchos años. Sin embargo, ahora con normas y reglamentos aún más estrictos, los médicos necesitan más que nunca entrenamientos realistas. Life 3D y sus técnicas ofrecen el entrenamiento más realista a partir de modelos completos y parciales. En estos tiempos extraños que corren con el COVID-19, es impresionante que la gente se plantee comprar y utilizar la tecnología de escaneo para ayudar a proteger a las personas que trabajan en primera línea de combate”, dice Thorn.